Historia

Constituida el 12 de diciembre del año 1960 como Clínica Maternal e Infantil Vistahermosa, e inaugurada en noviembre de 1963 como CLÍNICA VISTAHERMOSA fue un proyecto liderado por un grupo de médicos, fundamentalmente ginecólogos, para dar respuesta al aumento de la natalidad de los años 60. Es por ello que el centro guarda un lugar muy especial en el recuerdo de miles de alicantinos.

Su imagen era la de un hospital privado Materno-Infantil y se desconocía el resto de servicios que ofertaba. Hasta ese momento el centro estaba dirigido por inversores particulares y el trabajo lo realizaba la orden religiosa “Siervas de Jesús”.

Invitación a la inauguración de la Clínica Vistahermosa en noviembre de 1963
Fachada Clínica Vistahermosa

La clínica fue diseñada por el arquitecto D. Juan Antonio García Solera, entre cuyas obras se encuentran el complejo Vistahermosa o más recientemente el Auditorio de la Diputación de Alicante. Solera concibió la clínica como un “nítido prisma que, aunque de pequeña escala, destacó en la arquitectura alicantina por la coherencia de su lenguaje”. Una arriesgada apuesta por una nueva arquitectura alejada de los planteamientos de la época. El edificio demostró una gran soltura en el diseño de escala media en los que el usuario llegaba a sentirse “como en casa”· pese al uso público.

Alzado de la fachada principal de la Clínica Vistahermosa
Hall y Escalera de la Clínica Vistahermosa

Este planteamiento fue básico a la hora de realizar la remodelación en los años 90. A cargo de D. Enrique Bardají Álvarez, D. Francisco Ramón-Borja Badías y D. Luis Guillén Barona, la clínica queda finalmente compuesta por 6 plantas: plantas inferior, baja, primera, segunda, tercera y cuarta. Las obras de ampliación supusieron un incremento de 3850 m2 sobre el total de la superficie construida pasando de tener 66 habitaciones a 96 hábiles. A pesar de la ampliación, sigue conservando el espíritu acogedor y la cercanía por su atención personalizada superando la prueba más difícil: mantener altos los niveles de fidelidad.

Es evidente que la Clínica Vistahermosa ha sabido adaptarse a cada etapa en estos 50 años de vida, sobre todo desde que la compañía aseguradora ASISA se hizo cargo de su gestión en el año 1989. Ese mismo año comienza el proceso de modernización y de cambio de imagen para pasar de “clínica maternal” a un gran complejo hospitalario. Proceso que finaliza 12 años después.

Fachada principal de la Clínica Vistahermosa
Clínica Vistahermosa

Entre los cambios podemos mencionar una mejor dotación tecnológica orientada a la innovación, creación de áreas de especialización, unidades específicas con equipos integrados, incremento de la capacidad hospitalaria o convenios de colaboración con entidades y programas de formación e investigación, entre otros muchos. Todo ello con un objetivo claro: convertir a la Clínica Vistahermosa en un referente de medicina de calidad para la provincia y alrededores.

Quirófano
Quirófano

Ya en el año 2000 comenzaron a funcionar unidades de referencia que se han expandido a lo largo y ancho de toda la geografía española: Oftalmología, Unidad de Reproducción Asistida y en el año 2002 Traumatología.

Clínica Vistahermosa
Clínica Vistahermosa

En 2003, se inaugura el nuevo complejo con áreas reformadas e innovadoras como los quirófanos, la Unidad de Cuidados Intensivos, el servicio de Hemodiálisis, Nidos, Radiología, Farmacia, Cafetería, Restaurante o el Parking subterráneo. En el 2005 se amplía toda la zona de consultas externas y urgencias con servicio 24 horas de Urgencias Médicas y Pediatría, incluyendo laboratorio y Anatomía Patológica.

Al comenzar 2010 las consultas externas crecen exponencialmente y el hospital comienza a quedarse pequeño. Por ello, se decide buscar otro enclave donde ubicarlas. De esta manera nace Vistahermosa76, un edificio de especialidades muy cerca del hospital donde atender a los pacientes en primera persona con unas instalaciones modernas, espaciosas y dedicadas íntegramente a las consultas ambulatorias.

Vistahermosa 76
Vistahermosa 76

La Clínica Vistahermosa ha venido desarrollando desde el año 2001 una política de cambio y modernización mediante el desarrollo de un sistema de gestión de la calidad centrado en una certificación mediante la Norma ISO 9001:2000, que en una primera fase abarcó el proceso de admisión y hospitalización del paciente, así como el laboratorio de la clínica.

Posteriormente, se certificó el área de Nefrología, tanto en Clínica Vistahermosa, como en las instalaciones en Dénia (Clínica San Carlos). En el año 2.004 se certificó la unidad de Reproducción Asistida, con la misma norma ISO y la Unidad de Genética. Actualmente el centro posee una nueva certificación en control medioambiental con la norma ISO 14.001.

El objeto último de estas iniciativas es prestar una asistencia de la más alta calidad en todas sus dimensiones a los pacientes de la clínica y dotar a la organización de los mecanismos más adecuados para que profesionales que desarrollan su trabajo en la misma se sientan plenamente satisfechos.

Tras muchos años de inversión ininterrumpida, la Clínica Vistahermosa es, hoy por hoy, la clínica de vanguardia de la Costa Blanca.